Eres especial

a AMEB

Miles, millones de personas pasean por estas calles. Van y vienen de casa al trabajo, del trabajo a recoger a los niños, de casa a clase, de clase a una fiesta, de una fiesta a la cama. Un día tras otro. Un mes y después treinta días más. Luego todos toman las uvas al son que marca un centenario reloj y así van acumulando años, suman canas, acarician arrugas. Por estas calles pasean millones de personas, las que respiran esta suerte de aire cuya pureza hace años perdió la batalla. Millones de personas marcan sus pasos en estas baldosas envejecidas por el paso del tiempo. Pasos que unas veces son firmes y otras simples puntillas. Pero ahí están, millones de personas anónimas van invadiendo estas calles. 


Están todas esas personas, esas caras borrosas, y luego... luego estás tú. Tú que dejas huella en cada paso que das, que marcas con tus ganas todo aquello que tocas, que llenas de vida todo aquello que se cruza con tus ojos, que eres guía y sostén de todo aquel que tiene la suerte de conocerte. Tú eres especial, no lo olvides. Tú eres diferente porque sabes vivir, porque la vida para ti no es una simple acumulación de momentos y experiencias. No, la vida para ti es vida, con letras grandes. Para ti vivir es ser testigo de la belleza de un amanecer, es la emoción de un acorde, es esa carcajada a destiempo. Para ti la vida es respirar, es compartir, es necesitar, es dar y recibir, pero sobre todo dar. Porque aunque tú no lo sepas das luz cuando miras y aire cuando sonríes. Eres especial, no lo olvides. Contigo el mundo se vuelve bello y cobra sentido. 



No, no eres como esos millones de personas que inundan de barullo las calles. O sí, porque si te empeñas también puedes ser uno más. En eso también eres especial, tienes esa suerte. Puedes ser lo que quieras, lo que te apetezca, lo que te plantees porque tu fuerza está en ti, en tu cabeza y sobre todo en tu corazón.

Aunque ahora no seas capaz de verlo, hazme caso y léeme todas las veces que lo necesites. No me voy a cansar de repetírtelo. Acuérdate también de que tienes el poder de convertir todo a tu alrededor en algo mágico, único, diferente. Eres especial por poder vivir la vida sin artificios, sin caretas, sin dobleces, por saber valorar lo que muchos han olvidado, por contar los minutos en momentos felices y saber superar y retirar las piedras que se van cruzando en tu camino. 



Eres especial porque haces que merezca la pena. No lo olvides. 


"Que no te digan que el cielo es el límite cuando hay huellas en la Luna"
(Anónimo) 


*** La Asociación Madrileña de Espina Bífida (AMEB) es una asociación sin ánimo de lucro creada en 1976 por un grupo de padres que querían hacer frente a los problemas que presentaba la educación y rehabilitación de los niños y jóvenes afectados por esta patología. El objetivo de AMEB es promocionar, atender y proteger a las personas en riesgo de exclusión por su discapacidad en todos sus aspectos, especialmente, de naturaleza física.

Comentarios

  1. Gracias de parte de AMEB, de todos los que formamos esta asociación. Tú sí que eres especial.

    ResponderEliminar
  2. Tienes un corazón inmenso, Marta! Enhorabuena por este post del que sin duda estará muy orgullosa la AMEB. Superemotivo.

    ResponderEliminar
  3. Tienes un corazón inmenso, Marta! Enhorabuena por este post del que sin duda estará muy orgullosa la AMEB. Superemotivo.

    ResponderEliminar
  4. AMEB tiene la gran suerte de tener la mejor madrina del mundo. Eres un amor, por eso a Clara le gusta tanto verte.
    Un beso muy grande para ti y también para tu mami.

    ResponderEliminar
  5. AMEB tiene la gran suerte de tener la mejor madrina del mundo. Eres un amor, por eso a Clara le gusta tanto verte.
    Un beso muy grande para ti y también para tu mami.

    ResponderEliminar
  6. Gran familia la de Ameb, la cena estuvo fantastica y muy entrañable.
    Juntos podemos hacer mas...
    Gracias Marta

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias José Luis, Raquel, Ferni y AMEB por vuestros mensajes. Bienvenidos a este rinconcito ;-)

    ResponderEliminar
  8. Buenos días Marta...que decirte me ha encantado las palabras tan especiales y por supuesto acompañadas por la voz de Enrique hace que emocione escucharlas y pienses que casi soy yo igual de especial.
    Haces una labor entrañable con esta asociación yo puedo decirte que te entiendo perfectamente ya que también he sido voluntaria y lo sigo siendo, se puede decir casi una vida. El dedicar un tiempo para los demás es necesario para ayudarles y también nosotros nos sentimos mucho mejor. Gracias de verdad

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias a ti Inés por tus palabras y por estar al otro lado desde hace ya tanto tiempo. Tengo pendiente pasarme por tu blog ;-) Un besito fuerte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tengo ganas de verte

¿Y si fuera amor?