Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2016

366 días aprendiendo

Imagen
30 de diciembre de 2016. Quedan poco más de 24 horas para sumarnos al 17 y, como cada año, no hay momento mejor para hacer balance de lo que han sido los 365 días precedentes. Un año que queda atrás lleno de momentos, buenos y malos, sentimientos, sensaciones, que también han sido buenas y malas, sonrisas, llantos, muchas alegrías, alguna que otra pena, aprendizaje, sobre todo aprendizaje y crecimiento. Porque de eso se trata al fin y al cabo, de avanzar con el calendario, de caer, levantarse, recomponerse, reinventarse y de seguir creciendo. 
Y es que este año he crecido, aunque algunas veces, en algunas situaciones, me haya sentido pequeña. Pero hasta eso me ha hecho crecer (de todo se aprende, dicen). He crecido porque he aprendido que, por mucho que nos empeñemos, las cosas no pueden ser siempre como uno quiere. Al menos no si no tienen que ver sólo y exclusivamente con uno mismo. He aprendido también que existen los prejuicios y quienes se alimentan de ellos. Quienes no son capa…

Hace suficiente tiempo

Imagen
Hace tiempo que no estábamos así, frente a frente, a solas, separados únicamente por dos copas con los restos de lo que sólo una hora antes habían sido dos cubitos de hielo, demasiado grandes para mi gusto. Hace tiempo que no nos mirábamos a los ojos con la única compañía del silencio, un silencio roto de tanto en tanto por nuestra respiración cada vez más agitada, entrecortada. 
Hacía ya demasiado tiempo que no mirábamos a través de nuestros ojos, que no inspeccionábamos nuestro interior por ese agujerito que dejan unas pupilas tremendamente dilatadas. Hace tiempo ya, mucho o poco, no lo sé, pero hace tiempo. Tiempos de espera, de sueños, de mensajes en el aire, de silencios incómodos, de lágrimas ahogadas en compañía y también en soledad. Tiempos de incertidumbre, de celos, de búsqueda de consuelo, de ánimos ahogados, de abrazos de otros. Tiempo de vida en un compás de espera. 

Ahora que estamos así, con el alma desnuda, no sé por dónde empezar. Quizá espero que tú rompas el hielo …

"Eres especial" (voz: Enrique Marrón)

La de hoy es una entrada especial, diferente, de personas bonitas para personas más bellas todavía. Es un regalo para mí y para todos vosotros y es la muestra de que mires donde mires siempre encontrarás a personas "especiales" dispuestas a hacer únicas las cosas más simples. 
Esta entrada tiene voz y no es una voz cualquiera. Es, además de una de las mejores voces de nuestro país, la de una de las personas más maravillosas que he conocido y de esto os vais a dar cuenta en cuanto empecéis a escucharle. Él es Enrique Marrón y ha querido hacernos el regalo de ponerle voz a "Eres especial", la entrada más leída del blog. Es también un regalo para AMEB porque es a la Asociación Madrileña de Espina Bífida a quien estaba dedicada la entrada.
¡Gracias a tod@s!




Sigue el texto aquí.


"Cualquiera puede hacerte sonreír... pero sólo una persona especial puede hacerte feliz"  (Anónimo)